Home | Description | Selected Photos | The Book | Portfolio/Sales | Exhibitions | NEWS
Image Archive | Articles & Stories | Contributors | CONTACT

 

Descripción del Project


Un viaje de ida y vuelta al Flamenco

Los años 1960 fueron años de turbulencia y dramáticos despertares para la juventud de Europa y Estados Unidos. Se estaba creando una nueva y emocionante música, reflejando y proporcionando una voz para los cambios de valores de aquella época.

Los artistas también estaban haciendo peregrinajes a otras culturas en busca de recursos musicales, espirituales y culturales que complementaran y suplementaran los suyos propios. Se aventuraron a viajar a la India, Japón, África, Cuba o Sudamérica. El mundo se había convertido en un recurso abierto para cualquiera lo suficientemente dispuesto y aventurero para encontrarlo. Los Beatles fueron influenciados por los ragas hindúes, el Concierto de Aranjuez inspiró a Miles Davis. Entre estos jóvenes peregrinos hubo unos pocos que viajaron hasta España en busca del arte y del espíritu del flamenco.  

Llegaban con energía y entusiasmo, además de cámaras y grabadoras. No venían con ánimo profesional en busca de material rentable, sino porque amaban el flamenco.

Gran parte de España en la época de la represiva dictadura franquista, existía como sociedad agraria, económicamente subdesarrollada y relativamente asequible para los adinerados viajeros del mundo, lo cual permitió que muchos estudiantes pasaran meses, o incluso años viviendo entre los flamencos, estudiando la música, celebrando fiestas, pagando y proporcionando el transporte de los artistas para que actuasen juntos en entornos íntimos, entre familiares y personas respetuosas. Gracias a la generosidad y carácter abierto de los flamencos, muchos de los cuales eran gitanos, estos jóvenes fueron aceptados en la esfera social de los artistas, e invitados a eventos que de otro modo no hubieran sido accesibles para un forastero. No representaban ninguna amenaza política o social para los gitanos, y apoyaban incondicionalmente la música de éstos. Complementaron el mundo de los intérpretes, aún siendo una anomalía en la estructura de la vida diaria, creando un lugar insólito para ellos en la esfera social.

Algunos tenían grabadoras y realizaron grabaciones de audio de estas fiestas. En la mayoría de los casos los artistas toleraban las grabaciones discretamente hechas, y a menudo animaron a que se hicieran. Los extranjeros también sacaban fotografías, principalmente a nivel amateur, como las que sacaría cualquiera en unas vacaciones con familiares o amigos.  Muchas de estas imágenes eran extraordinarias por su contenido, además de por su ingenio. Sin embargo, en cuanto a la técnica, la calidad de estos documentos variaba mucho y no todos han sobrevivido hasta nuestros tiempos.

Estas personas eran estudiantes de guitarra y cante, etnomusicólogos, aficionados autodenominados o simplemente compañeros de viaje. Para aquellos que estaban sensibilizados al poder e integridad de la música, no se podía estar en mejor lugar. La mayoría volverían a casa con experiencias que cambiarían sus vidas, recuerdos que jamás olvidarían y amistades a las que echarían profundamente de menos. También difundieron por el mundo un tipo de flamenco clásico o tradicional.

Aparte de las grabaciones seminales de campo en 1964 de José Manuel Caballero Bonald, Archivo del Cante Flamenco, el monumental proyecto para televisión española, “Rito y geografía del cante”, emitido entre 1971 y 1973 y algunas grabaciones puntuales de festivales, estos extranjeros eran de los pocos que estaban realizando documentos informales del arte flamenco.  En estas cintas pueden encontrarse actuaciones de muchos grandes artistas que jamás fueron grabados profesionalmente.

Estos documentos pintan un retrato de la vida flamenca como la conocieron aquellos extranjeros que llegaron a ser testigos de los momentos más íntimos de alegría y dolor expresados a través del arte y la rutina cotidiana de una forma de vida. Con la perspectiva de personas de fuera, estos extranjeros aportaron el concepto de considerar el entorno tan importante como el individuo o acontecimiento que se fotografiaba, de manera que se muestra el flamenco en su contexto y hábitat para que otros puedan comprender mejor el ambiente y la época.

Ha llegado el momento de compartir estos recuerdos y documentos del pasado con aquellos que sólo han oído historias y fragmentos de la música de aquellos tiempos. No deben ser olvidados.

El flamenco en la actualidad

Aunque el fenómeno de la “invasión extranjera” de los años 60 y 70 se culminó, en gran parte, con los cambios políticos y económicos en España, los extranjeros seguían emprendiendo peregrinajes a las mecas del flamenco, y así seguían disfrutando de la música y documentando a los artistas emergentes. Actualmente, el flujo de la influencia cultural y musical ha cambiado de curso; el flamenco ha adoptado el Jazz e incluso el Hip-Hop como grandes influencias, y ahora tenemos el “flamenco nuevo” renacido como un género comercialmente viable de “world music” e inspirado en el flamenco.


Objetivo del Project

El material contenido en la colección es íntegramente propiedad de los respectivos autores de cada documento. El Project es una construcción temporal mantenida por el director y comisario Steve Kahn para albergar y presentar el material.

Se proyecta que la colección se exponga conjuntamente con grabaciones de audio originales de fiestas y películas, acompañadas por un catálogo completo y una edición limitada de un portfolio de diez imágenes disponibles para coleccionistas. Se espera que el trabajo sea adquirido y archivado por instituciones que se dedican a la conservación y exposición de estos documentos de las grandes leyendas del flamenco.


La Colección

Las fotografías

El Flamenco Project consiste en una colección creciente de más de ciento cincuenta imágenes seleccionadas del trabajo de 16 no españoles enamorados del arte flamenco como se practicaba en los pueblos. Han visto cosas hasta ahora desconocidas para muchos, y sus imágenes aportan un punto de vista fresco a la historia gráfica del flamenco entre 1960 y 1985.

Christopher Carnes (USA fallecido) William Davidson (USA) Ruth Frazier (USA) Dick Frisell (England/Sweden - fallecido) Ira Gavrin (USA) David George (USA - fallecido) Paco Grande (USA) Jane Grossenbacher (USA - fallecida) Mark Johnson (USA) Steve Kahn (USA) Robert Klein (Germany) George Krause (USA) Charles Mullen (USA - fallecido) Daniel Seymour (US - fallecido) María Silver (USA) Phil Slight (New Zealand)

Grabaciones de audio

Cuatro fiestas flamencas grabadas en origen por Steve Kahn en 1967, previamente inéditas. Los intérpretes incluyen a Diego del Gastor, Fernanda de Utrera, Perrate de Utrera, Curro Mairena, Fernandillo de Morón, Luis Torres “Joselero”, Andorrano y otros.

Películas

Extraviado durante muchos años, el cortometraje de Daniel Seymour, “Flamencología”, de 17 minutos de duración, filmado en Morón de la Frontera en 1970, y la contemporánea película narrativa “Flamenco: A personal journey” en la cual se documentan los encuentros en Andalucía del director Tao Ruspoli con flamencos jóvenes y veteranos, y los vínculos entre ambos grupos.

Escritores

Diversos artículos, ensayos, impresiones personales y anécdotas de no españoles que vivieron la vida flamenca durante esta singular ventana de oportunidad, además de aquellos españoles cuya percepción y conocimientos han contribuido a la mayor apreciación y comprensión de la música y el intercambio cultural durante este período.

Robin Broadbank, David George, Mica Graña, Steve Kahn, Nina Menéndez, Carl Nagin, Lorin Piper, D.E. Pohren, José Manuel Gamboa, José María Velázquez-Gaztelu, William Washabaugh, Remy Weber, Estela Zatania, Brook Zern


Acerca del editor

Steve Kahn, es un fotógrafo comercial y artístico conocido internacionalmente, cuya obra se ha exhibido, publicado y coleccionado en todo el mundo. En 1967, ya entonces un estudiante de guitarra clásica y flamenca, viajó de Nueva York a Morón de la Frontera con una excedencia de un programa de doctorado de física, en busca de Diego del Gastor y el arte del flamenco de pueblo. Su estancia de tres meses se convirtió en una aventura de dos años que cambiaría el rumbo de su vida. Vivió entre los artistas flamencos absorbiendo lo que podía del genio musical de Diego, e hizo algunas fotografías antes de que se perdiera su cámara. Tras volver a los Estados Unidos abandonó la vida académica para ejercer una carrera de fotógrafo freelance.

Cuarenta años más tarde sigue sacando fotografías y tocando la guitarra. Después de participar en la pionera conferencia/exposición “Sinmisterios de Flamenco” en Granada en el 2002, empezó a preguntarse: “¿Qué habrá sido de todas aquellas fotografías de los flamencos que he visto a lo largo de los años en marcos rotos o pegadas a las neveras? ¿Estarán perdidas, destruidas, olvidadas o pudriéndose en oscuros armarios en alguna parte? ¿Dónde estarán ahora?” Emprendió una búsqueda para encontrar esas imágenes, y a lo largo de los siete años siguientes, logró recuperar más de ciento cincuenta fotografías, recopilar numerosas anécdotas y digitalizar muchas grabaciones de fiestas maravillosas.  

Steve ha aportado tanto su experiencia musical como sus habilidades fotográficas para convertir esta colección en una magnífica obra de calidad museo. Ha digitalizado los negativos e impresiones originales, ha restaurado las imágenes y conseguido reproducciones aptas para su exposición y conservación. En la actualidad es comisario freelance, repartiendo el tiempo entre California y Andalucía.

Su sitio web para la fotografía: http://www.stevekahn.com


Acerca de PHOTOVISION y las imágenes impresas:


Steve Kahn ha estado colaborando estrechamente con Ignacio González, director de PHOTOVISION, estudio de imprenta digital y redacción, y distribuidor en España de papel Legion para la impresión digital y bellas artes. Como socios en la producción, tanto de las exposiciones como del libro, han aunado su experiencia crítica, criterio estético y diversas perspectivas culturales en un empeño de auténtica colaboración. El fotógrafo y maestro en la materia Alejandro Sosa realizó las impresiones para la exposición en el estudio PHOTOVISION en Utrera (Sevilla). Las impresiones se han realizado en papel Legion Entrada Natural Rag (300 gsm), mediante una impresora de inyección de tinta Epson 9800 de formato ancho.

PHOTOVISION: http://www.photovision.es


Toda imagen y material escrito incluido en este sitio tienen
Copyright © 2010 Steve Kahn, et al
Todos los derechos reservados.